El teléfono contra el acoso escolar y malos tratos en el ámbito de los centros docentes, el 900 018 018, ha comenzado a estar operativo este martes 1 de noviembre para que alumnos, padres, docentes o cualquier otra persona pueda denunciar casos relacionados con este tipo de violencia en las aulas.

img-20161102-wa0009Funcionará las 24 horas del día, los 365 días del año y será gratuito y anónimo, ya que las llamadas no quedarán reflejadas en la factura de los usuarios, según detalló el Ministerio de Educación en la presentación del nuevo teléfono el pasado mes.

Las llamadas serán atendidas por una veintena de profesionales de psicología, juristas, sociólogos y trabajadores sociales y los usuarios con discapacidad auditiva o del habla dispondrán de un servicio de mensajería de texto así como la atención de un agente en lenguaje de signos por vídeo-chat o vídeo-llamada.

Cualquier persona puede denunciar un caso de acoso

Cualquier persona que tenga conocimiento de casos de acoso escolar, tanto dentro como fuera del colegio e instituto (también los centros españoles en el extranjero) podrán denunciarlo en el nuevo teléfono, que también atenderá los casos de ciberacoso a través de internet, móviles y redes sociales.

El personal que atiende el teléfono lo pone la empresa adjudicataria AlacaláBC, que tiene un contrato con el Gobierno de un año de duración por un importe de 482.635 euros. Sin embargo, desde el Ministerio de Educación sostienen que el objetivo es que se renueve de forma sistemática para que no deje de funcionar en ningún momento.

Los profesionales derivarán los casos que estimen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la inspección educativa, centros de salud, Ministerio Fiscal y otras autoridades e instituciones competentes.